Cirugía de reemplazo de cadera

Ya sea por una fractura o en casos de artrosis avanzada, su médico puede recomendarle un tratamiento quirúrgico. ¿En qué consiste?

La cadera es una articulación de gran importancia porque permite la movilidad, la autonomía. En los adultos, años de artrosis pueden acumular dolor y dificultar, lentamente, los movimientos, afectando la calidad de vida. La osteoporosis, por su parte, puede afectar a los huesos y ocasionar fracturas.

La cirugía de cadera consiste en el reemplazo de ésta por una prótesis, con ella se busca aliviar el dolor y mejorar la movilidad y la marcha. En el Hospital se realizan reemplazos totales de cadera desde el año 1967, cuando se llevó a cabo la primera cirugía de reemplazo total de cadera del país. La permanente evolución en este campo llevó a la creación del llamado Centro de Cadera del Hospital Italiano de Buenos Aires en el año 1983. Es una operación con un alto porcentaje de éxito, en la actualidad se pone énfasis en el proceso posterior a la operación, es decir, la recuperación del paciente.

Los avances en la recuperación

El Hospital cuenta con un equipo de rehabilitación que indica y supervisa el proceso de recuperación. Además, implementó, desde el año 2008, un Programa para el seguimiento de estos casos en colaboración con los profesionales de la Sección Medicina Domiciliaria, quienes visitan a los pacientes para evaluar situaciones riesgosas (en ambientes, mobiliario, etc.), buscando -desde el comienzo- unir rehabilitación funcional y osteomuscular con prevención de caídas.

¿Cuándo me voy a parar?

La recuperación comienza en el Hospital con el llamado “postoperatorio”. Consiste en permanecer, al menos, las primeras 24 horas en cama para, de a poco, comenzar a deambular con el soporte que necesite (bastón canadiense, muletas, andador).

¿A casa pronto?

El alta médica es otra parte importante de la recuperación y se busca que sea lo más pronto que se pueda, ya que el entorno hogareño favorece tanto la mejoría física como la orientación del paciente, en especial cuando se trata de adultos mayores.

Una vez en el hogar… La recuperación continúa en casa y es muy importante la colaboración del entorno familiar del paciente para una correcta cicatrización, el aumento progresivo del movimiento y la prevención de luxaciones, así como organizar el entorno en conjunto con el equipo tratante. También será necesario adaptar -temporariamente- algunos elementos del hogar (la silla, la cama, el inodoro, por ejemplo).

El tiempo total de recuperación es de aproximadamente tres meses, aunque varía según cada paciente.

¿Cuándo retomar las actividades cotidianas?

La prótesis está diseñada para realizar la mayoría de las actividades diarias, sin embargo, tiene limitaciones en el rango de movilidad con respecto a una cadera normal.

Esta nota es de índole general, existen variaciones en el tipo de cirugía, en el riesgo de complicaciones y en la velocidad de recuperación en cada paciente. Consulte con su médico.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH